Refrescar / Enfriar

¿Cómo mantenernos equilibradas en verano?




Ayer mientras paseaba por el centro había una temperatura de 35 grados. Con este calor, el cuerpo lo único que quiere es dormir y descansar bajo la sombra de un árbol o una sombrilla de playa, al menos el mio :)

La cuestión es que es complicado mantener el equilibrio cuando el cuerpo está expuesto a estas altas temperaturas, porque erróneamente buscamos tomar cosas muy frías para calmar el calor, el apetito se va y nos conformamos con una ensalada y poco más… y es ahí, justo ahí cuando empezamos a desequilibrar las VERDADERAS necesidades del cuerpo.

Es verdad que el cuerpo necesita más FRESCURA en verano, pero frescura no es igual a frío. Nuestro cuerpo tiene una temperatura que varía entre 36.5–37.5 °C menos en caso de baja o alta presión. ¿Qué quiere decir esto? Cuando nuestro sistema se ve expuesto a un frío extremo, el funcionamiento del estómago pierde eficiencia y esto puede causar muchas molestias a la hora de hacer la digestión. Por otra parte, las bebidas frías nos quitan energía, ya que el cuerpo estará trabajando constantemente para recuperar su temperatura y esto creará una fatiga interna.

Creemos que tomar bebidas frías y alimentarnos a base de ensaladas nos dará un poco de chispa en verano, pero en realidad es al revés.

Sin embargo, lo que a mí más me preocupa, es el efecto a largo plazo. El tiempo es efímero, y sin darnos cuenta estaremos en otoño, y si hemos tomado demasiado frío en verano, nuestro estómago y riñones no gozarán de la energía y calor suficientes para funcionar bien frente a la bajada de temperaturas, por lo cual arrastraremos más cansancio y debilidad.

Las que me conocéis sabeis que no soy una mujer radical de ideas fijas, pero sí me parece interesante usar el sentido común y no el sentido de la inmediatez a la hora de cuidar nuestro cuerpo y trabajar con él con una conciencia cíclica que nos permita caminar con mayor armonía por la vida.

Comer cosas nutritivas con efectos refrescantes es mucho más saludable para el cuerpo que tomar cosas frías para enfriarlo y arrebatarle energía y nutrientes a cambio de tener una sensación de frescura inmediata y pasajera.

Existen cientos de formas / recetas maravillosas para comer en verano y sentirnos ligeras, fresquitas y bien nutridas!

Muchos cereales complejos tienen la cualidad de refrescar y al mismo tiempo de nutrir, lo mismo sucede con algunas legumbres y verduras de estación.


Si te apetece cuidarte en verano sin llegar a los excesos y quieres compartir con otras mujeres este modelo de vida, te invito a mi próximo curso online de 4 semanas, en que aprenderás recetas deliciosas, nutritivas y REFRESCANTES para saborear un verano con energía y suavidad.


Comenzamos el 6 de julio! Toda la info la tienes en la sección de cursos: https://www.cadacelulaunagalaxia.org/retiros


Ojalá tu día sea el más maravilloso de todos!


Un abrazo :)

35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo