top of page
Natalia - Logo -  blanco.png

Hay muchos espacios que considero sagrados en mi trabajo.





El primero es aquel que se crea durante una consulta personalizada.

Nuestro espacio seguro; en el que profundizamos en lugares poco habitados y llegamos a descubrir, mientras charlamos, de dónde vienen los desequilibrios que se manifiestan en tu cuerpo. La consulta personalizada de salud y alimentación para la mujer es un RETIRO.


El segundo espacio sagrado es cuando imparto clases de yoga, tanto de forma personalizada como en grupo. Llevo más de 20 años haciendo y practicando yoga, y con los años he descubierto que la delicadeza con la que se debe guiar un cuerpo y la firmeza para sostenerlo deben ser impecables. Las palabras llenas de vibración impactan en la materia que nos rodea, y es justo ahí, mientras haces yoga en un estado de consciencia real, guiada de forma profunda, cuando llegas a lugares no indagados anteriormente que están dormidos y necesitan despertar. Las clases de yoga también son RETIRO.


El tercer espacio sagrado son los RETIROS. Viajes de más de dos noches, en los que salimos de la realidad habitual para adentrarnos en un cosmos nuevo.

Amo reunir mujeres en espacios bellos y sostenerlas en este regalo que se hacen.

RETIRARSE es ponerse a salvo. A salvo de todo aquello que no te permite parar. A salvo de la mente inquieta que está pensando más en lo que hay fuera que en lo que hay dentro.

RETIRARSE es liberarnos de las posiciones. Dejar de ser esa idea que has construido minuciosamente y saltar fuera del traje. Permitirte desenvolverte desde la mujer genuina que vive en ti y proyectarte desde ahí.


RETIRARSE es dejar de dedicar tiempo a pensar en lo que creemos que los demás piensan de nosotras, dejar los prejuicios, bajar a la piel y mirar el entorno como si fuese la primera vez que abres los ojos y solo ves las cosas tal y como son, no como te han enseñado que deben mirarse.


RETIRARSE es migrar a un lugar de paz, y en ese retiro estoy yo.

Yo sostengo implacable tu espacio seguro y guío los pasos para que esos días de regalo lo sean de verdad.

Por ello, organizo retiros, por ello, doy clases de yoga, por ello, paso consultas. Porque mi mayor deseo y virtud es la de acompañar a la mujer en el precioso encuentro con la vida real, la vida que es certera, la vida en cada etapa.

Acabamos de terminar un retiro en MasQi, un lugar precioso en medio de la sierra de Mariola, Valencia. Ha sido una experiencia en la que había tanto amor que no se puede explicar. Una honda expansiva de respeto, acompañamiento, risas y conexión.

Pronto será el retiro de Fuerteventura y en breve daré fechas de muchos más que se vienen, con el único deseo de seguir disfrutando de vosotras y vuestro encuentro con la vida desde otro prisma.


Quiero con este texto no solo compartirles mi idea de retiro, mi trabajo y lo que amo hacer, sino también expresar mi profundo agradecimiento por permitirme hacerlo, por confiar en mí para este acompañamiento y hacerles saber que estoy aquí porque no hay nada que desee más. Gracias por ser parte de este viaje y por permitirme ser parte de sus vidas. Vuestra confianza y apoyo son el motor que impulsa mi pasión.

bottom of page